20 Sabios Consejos para un Esposo:

1.- Bajo ninguna circunstancia le grites a tu esposa. Es muy doloroso para ella,  2.-Nunca hables mal de ella. No uses términos despectivos, ella se puede convertir en lo que tú le digas, 3.-Nunca compares a tu esposa con otra mujer. Si la otra hubiera sido la mejor para ti, entonces la otra sería tuya, 4.-Tu amor marital, afecto, piropos, etc. son sólo para ella, no lo hagas con otra mujer, puede ser que se ponga celosa.. 5.-Nunca descuides tu intimidad sexual. Tu cuerpo es de ella y viceversa,

6.-Sé amable y cariñoso con ella. Ella sacrificó todo para vivir contigo. A ella le duele cuando eres áspero, rudo e irritante. Sé comprensivo. 7.-No escondas nada de ella. Ahora son uno, es tu ayuda idónea. No debes tener secretos para con ella., 8.-No uses palabras difamatorias y mucho menos delante de los hijos. Si tienes algo que resolver hazlo con buenos términos y en la intimidad de tu recámara. 9.-Sé agradecido con ella, por ser esforzada contigo, con tus hijos, tu hogar, negocio o ministerio. Es un gran sacrificio éstas funciones. 10.-Quizás tu esposa no cocine igual o mejor que tu mamá, pero igual aprecia su cocina. No es fácil cocinar 3 veces al día, 365 días al año, rompe el ciclo y llévala a un buen restaurante, o sorpréndela y cocina tú.

 


11.-Nunca pongas a tus familiares antes que a ella. Ella es tu esposa. Ella es uno contigo. 12.-Invierte intencionadamente en su crecimiento espiritual. Cómprale libros, materiales, música espiritual, retiros, cosas que edifiquen y fortalezca su caminar con el Señor. 13.-No olvides hacer el Altar Familiar, ora con ella, con tus hijos, comparte la Palabra 14.-Saca tiempo de esparcimiento, disfruta de su compañía, juega, ríe, no seas aburrido. 15.-Nunca uses el dinero para manipularla o controlarla. Todo lo tuyo es de ella. Ella fue unida a ti por la gracia de Dios

16.-Nunca hables mal de ella con otros, estarás hablando mal de ti también..Sé un escudo alrededor de ella. 17.-Honra a sus padres y sé amable con sus familiares.  18.-Nunca dejes de decirle cuanto la amas. Hazlo todos los días de su vida. Las mujeres nunca se cansan de ser amadas y de oírlo.  19.-Nunca le hagas comentarios negativos de su cuerpo, esto es fulminante. Recuerda, cada vez que te dio un hijo, arriesgó su vida, cuerpo y belleza. Ella no es sólo carne. Su cuerpo no determina su valor. Apóyala en sus cuidados estéticos. Apréciala y valórala aunque lleguen los años. 20.-Y Tú crece, sé más como Jesús, pues Cristo debe ser tu cabeza, no hay nada que le regale más seguridad a una esposa que tener al lado a un Varón de Dios.